Durante la visita a los Praditos pude ver que el sector se encontraba sobrecargado, las casas aglomeradas unas contra otras sin espacios o linderos, se veía un descontrol de la construcción y la cantidad de personas que se encuentran en el mismo. las calles son extremadamente estrechas, los carros casi no pueden ni pasar por ellas, y llenas de badenes, se siente una inseguridad al pasar por el sector. Se compone por edificaciones comerciales y residenciales de entre dos y tres pisos de usos mixtos. Al pasar por sector como este se puede apreciar la desigualdad social que existe en nuestro país, de a tan solo 10 min esta el sector piantini donde se puede encontrar la clase media-alta y tan solo con cruzar la churchill llegamos a los praditos. Un lugar muy distinto a lo que normalmente se ve en la superficie, ya que al adentrarse en el sector se conoce la realidad en la que nuestro país vive. Algo que me pareció peculiar y que no acostumbro ver son los callejones que se adentran al sector que son pequeños y estrechos.

Advertisements